Encuentra tu pasión. Parte 3

Siempre existirá el miedo

¿Has pensado qué te gustaría hacer para ser reconocido o famoso?  No que realmente vayas a serlo, pero pensar en qué es eso en lo que te gustaría ser admirado te puede dar más pistas para descubrir tu pasión. ¿De qué te gustaría tomar una clase? A lo mejor es algo que ya haces, o es algo que nunca has hecho, pero quieres aprender. ¿Qué sería? Yo creo que, sobretodo para intentar algo nuevo, el armarte de valor para tomar la decisión de atreverte es lo más complicado. El miedo es nuestro peor enemigo definitivamente. Nosotros somos nuestros críticos más estrictos. Al menos es a lo que yo me he enfrentado cada que he querido emprender algo: a mi propio juicio, a mi inseguridad, a mi “quizás no soy lo suficientemente buena”, al miedo al fracaso y a la mediocridad.  

Para ello, Cheryl recomienda hacernos de un grupo de apoyo, rodearnos de gente que nos quiera sinceramente y nos acompañe en nuestro proceso. Por ejemplo, si quieres dedicarte a la repostería, necesitas amigos que estén dispuestos a probar tus creaciones y darte su honesta y constructiva opinión.  

Tener un grupo de apoyo es importante, de inicio, porque habrá quién conozca tus intenciones y no te dejará desistir a la primera aunque tú consideres que la regaste de entrada, o que no es suficiente para continuar; te ayudará a soportar la crítica destructiva que puedas enfrentar dándote comentarios positivos más objetivos; te proporcionará ideas para superar obstáculos o resolver deficiencias; podrá participar difundiendo y promoviendo tu nueva actividad sabiendo que lo hacen de manera honesta;  en fin, que hacerse de gente que admiramos y queremos para que nos apoyen es esencial.  Si encuentras un grupo que se dedique a eso que quieres experimentar, búscalo e intégrate, seguro aprenderás mucho del camino que ellos ya llevan andado.

Pero regresando al tema del miedo al fracaso, es importante saber que es normal tenerlo, ya que lo más seguro es que fracasaremos en el intento, pero la perseverancia es clave. Aprender de los errores es parte de cualquier proceso de aprendizaje, así que debemos aceptar que habrá veces que las cosas nos saldrán bien y otras no tanto, pero hay que seguir insistiendo y probando. Por eso la importancia de tener gente que nos motive a continuar y nos dé retroalimentación, que nos expongan sus opiniones desde otra perspectiva que nos ilumine y haga ver no solo nuestras fallas sino también nuestros aciertos. Muchas veces nos sentiremos estancados y para ello debemos acudir con nuestro grupo de apoyo, para que nos ayude a salir del bloqueo, seguir investigando, seguir practicando, pedir ayuda.

Pasos para desarrollar tu pasión

Según Cheryl, el camino para desarrollar tu pasión es como sigue:

  1. Haz de ti tu prioridad, cuidándote, apapachándote, poniendo en orden tus finanzas, tu casa, dándote tiempo para estar contigo y concentrarte en explorar tu yointerno. Algunos podrán darse sólo una hora a la semana, otros podrán tomarte un sabático, eso es circunstancial, pero comienza atendiéndote como mejor puedas. Ponte en primer lugar.
  2. Abre tu mente, tu corazón y tu espíritu a lo que te despierte felicidad; a aprender a estar contigo mismo, a convivir con tu soledad, tus pensamientos, tu diálogo interno; a quitarte pesos que no te dejan nada en tu vida, a limpiarla de lo que te estorba, incluyendo cosas, actividades y personas. Muchas veces nos rodeamos de gente tóxica que nos limita o coarta nuestra libertad para explorar, que sólo nos critica y lastima. Es necesario hacer un análisis de ello y darnos cuenta que hay ciertos elementos en nuestras vidas que no nos aportan y es indispensable alejarnos o deshacernos de ellos. 
  3. Comienza a identificar eso que te mueve, eso que te da escalofríos de emoción, lo que te hace sonreír y te hace tomar pausas en tu rutina diaria, incluso lo que te hace enojar podría ser clave para descubrir tu pasión. 
  4. Date permiso de probar nuevas actividades o de hacer algo que siempre quisiste y no te atreviste, investiga, intenta.
  5. Comprométete. Enfrenta los pros y los contras del proceso. Date al menos seis meses de prueba, invierte tu tiempo, tu dinero, tus esfuerzos y acepta que difícilmente obtendrás resultados de inmediato, pero necesitas empezar, activarte, practicar, buscar, explorar opciones, probar diferentes ideas que te lleven a tu objetivo y comiencen a darte resultados.  No te rindas de buenas a primeras, ponte un periodo de tiempo en el que te des chance de intentar e intentar. 
  6. Crea un plan de acción. Una técnica es por medio de la lluvia de ideas con amigos o gente que pueda apoyarte, escucha las opciones, aunque de principio parezcan imposibles o creas que no son buenas, anótalas, priorízalas, modifícalas o descártalas después, y úsalas para armar tu plan. 
  7. Anticipa los obstáculos y piensa en las posibles soluciones. Para esto también puedes apoyarte de la lluvia de ideas. Evita bloquearte, la idea es prevenir, saber que habrá piedras en el camino, pero estar preparados para que no te agarren de sorpresa o minimizar las consecuencias. 
  8. Ponte en acción. Actúa. Haz. Practica y aprende. En este punto no puedes estar pensando qué hacer, tienes que estar haciéndolo ya. 

Hay que atreverse

La vida es tomar decisiones y está en tus manos decidir qué quieres. Nadie ha dicho que sea fácil. Muchos lo han logrado y otros han fracasado, pero es mejor intentarlo y fallar, a nunca haberlo intentado. Siempre se puede aprender de los errores, y volverlo a intentar, pero estos errores sólo se comenten habiendo hecho algo, no con la inactividad o la pasividad de esperar que las cosas sucedan por sí solas. 

Date oportunidad de escucharte, de sentir, de emocionarte, de entusiasmarte con un mejor futuro. El riesgo de que las cosas no nos salgan es inminente, pero para ello hay que hacer un plan; de todas maneras, nada está garantizado, y al final lo peor que puede pasar es que vuelvas a empezar o intentes algo nuevo. Rodéate de gente que te quiera, que te apoye, que te aporte, incluso puedes buscar ayuda profesional como un terapeuta, un coach, un mentor, incluso puedes pedir intervención divina si es eso en lo que crees; lo que sea que necesites, pero ábrete a descubrir qué quieres y qué necesitas para alcanzarlo. No desistas y levántate cuantas veces lo requieras. 

Atrévete a buscar la felicidad y a dedicarte a lo que te apasiona. Yo intentaré hacer lo mismo.

“Dentro de veinte años estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por aquellas que sí hiciste. Así que suelta amarras. Navega lejos del puerto seguro. Atrapa los vientos alisios en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.”

Mark Twain

Tercera de tres partes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s