Encuentra tu pasión. Parte 2

La mejor manera de descubrir algo es preguntando

Cheryl propone un cuestionario muy interesante para encontrar tu pasión:

  1. Si únicamente pudieras ir a una sola sección en una librería el resto de tu vida, ¿cuál sería?
  2. Cuando te topas con una revista o un periódico, ¿cuál es el tema que siempre llama tu atención en primer lugar? 
  3. ¿Qué catálogos guardas? ¿Cuáles son tus favoritos y qué ves en ellos? 
  4. Menciona tus tres libros favoritos (los primeros que vengan a tu mente).
  5. Menciona tus tres películas favoritas (igual, las primeras que recuerdes).
  6. ¿A quién envidias o de quién sientes celos? ¿Qué es lo que esa persona tiene o hace que te gustaría a ti y porqué? (Estas preguntas me parecen la clave de todo).
  7. ¿La vida de quién te gustaría tener? (También ésta).
  8. Si tuvieras la oportunidad u opción de hacer un cambio significativo en el mundo, ¿cuál sería?
  9. Si tienes hijos (si no, piensa en sobrinos o niños cercanos a ti), ¿qué actividades o hobbies te gustaría que practicaran? 
  10. Recuerda algo que te haya hecho sentir emocionado la semana pasada, algo que te haya movido o que te haya dejado pensando y recapacitando.

¿Envidia o admiración y respeto?

Todas las respuestas que te des son pistas para poder definir cuál es tu pasión. En lo personal, las preguntas sobre a quiénes envidio o de quién me siento celosa, y de quién me gustaría tener su vida, fueron las más reveladoras, porque me di cuenta que la envidia es en realidad admiración y respeto hacia esas personas que han logrado sobresalir en eso que hacen y que yo quisiera hacer, o sentirme realizada como ellos haciendo lo que más les gusta. El sentimiento de “envidia” puede revelar nuestra pasión más profunda, nuestro deseo mejor guardado. No le tengas miedo a contestarte de manera honesta, pero sobretodo reflexiona en el porquéte gustaría llegar a donde ellos han llegado o conseguir lo que ellos ya tienen.

Identifica todos esos intereses que resulten de qué contestaste y tómalos en serio. Bien dicen por ahí que cuando empiezas algo, la energía del Universo se mueve y puertas se comienzan a abrir… la cuestión es que tú tienes que caminar para cruzar esas puertas. En realidad, es que al darte la oportunidad de accionar en algo que no habías hecho, estás también más atento a las oportunidades, así que abre los ojos, déjate llevar por tu instinto y aplícate.  

Lo que también resulta importante (y desde mi punto de vista también difícil) es distinguir entre habilidades o aptitudes y tu pasión. ¿Cuánta gente es buenísima para algo en particular pero en realidad no les gusta tanto? He escuchado casos de personas dedicadas a cuestiones corporativas que, a pesar de su éxito, deciden dejar su carrera profesional para enfocarse en su pasión, eso sí, aprovechando sus aptitudes y habilidades para lograrlo, y es eso lo que (yo creo) todos quisiéramos realmente hacer.

Date tiempo y quítate lo que te estorba

Claro que siempre está el problema de que nuestras vidas están llenas de responsabilidades, hay cuentas que pagar, personas que atender, proyectos que cumplir, sí, pero Cheryl recomienda comenzar por darnos tiempo para nosotros mismos y explorar, explorar y explorar, y sobretodo tener en cuenta que una vida de calidad tiene mucho más que ver con lo que le quitamos que con lo que le ponemos”. Si aprendemos a descartar lo que no es importante, si empezamos por ordenar lo que nos conflictúa, si dejamos de echarnos más peso innecesario encima, más sencillo será darle un giro a nuestra vida.

A veces ese chispazo que nos ilumina para descubrir nuestra pasión es eso: un momento, un instante, un evento aislado, incluso puede ser una tragedia. ¿Cuántos activistas no descubren su pasión cuando algo en verdad les preocupa o enoja? La recomendación es estar atentos a las señales que nuestro corazón nos da y seguirlo.

Desarrollar tu pasión requiere tiempo, práctica, errores y aciertos, trabajo, dedicación, esfuerzo, creatividad, coraje y perseverancia. ¿En qué quieres gastar tu dinero o invertir tus ahorros? Por supuesto que la mayoría queremos asegurarnos una vida sin preocupaciones financieras, pero, a parte de eso, ¿qué compras extra con lo que ganas mes a mes que no sea de primera necesidad? A veces gastamos en superficialidades, pero fíjate cuáles son. Quizás te lo gastas en zapatos (típico de las mujeres), ¿no será que tu pasión es la moda y podrías dedicarte a algo relacionado, en lugar de hacerlo sin un objetivo? 

Tengo una amiga que siempre iba muy arreglada a la universidad, sabía pintarse el cabello, cambiaba de lookcasi cada mes, y siempre sabía qué estaba inen Europa; cursamos juntas la licenciatura en Comunicación, entró a trabajar y tiempo después se dio cuenta cuál era verdaderamente su pasión y hoy en día se dedica a la asesoría de imagen; por supuesto que se preparó, aprovechó lo aprendido y su experiencia laboral para levantar su negocio actual, pero eso que quizás para algunos parecía una banalidad, se volvió la profesión que la hace feliz. 

No hay que subestimar nada, ninguna opción. ¿Qué hay de aquellas mujeres que les apasiona la maternidad? Se sabe de quienes con blogs especializados en ese tema y otros como educación y desarrollo infantil, han construido grandes empresas, por ejemplo.

Prueba nuevas cosas, nuevas actividades, atrévete a ir a una conferencia, a investigar más sobre eso que te emociona, a leer más, a averiguar quién hace eso que te gusta y, si puedes, pregúntale cómo llegó ahí, cuál fue su camino, su proceso. 

Segunda de tres partes. Continuará…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s