Book review: Dos espías en Caracas

La historia de cómo llegó este libro a mis manos es demasiado linda como para no contarla… Hace un tiempo, cuando empecé a publicar los libros que iba leyendo y una pequeña reseña en mi página de Facebook, una excompañera de la prepa, Laura Margarita Farías, me escribió diciendo que quería hacerme un regalo, que aunque nunca fuimos las amigas más cercanas y hacía años que no nos veíamos, ella había estado siguiendo mis publicaciones y la habían inspirado a retomar el hábito de la lectura, así que me pidió mi dirección y al poco tiempo me hizo llegar esta novela en agradecimiento. Caí en cuenta que de cierta forma lo que yo estaba compartiendo, le estaba llegando a alguien, que le interesaba leerme y que había tenido un efecto positivo. Al final, a la que inspiró para seguir escribiendo, fue a mí, por lo que yo soy la que quiere expresar su agradecimiento hacia ella. ¡Gracias, Margarita!


“El poder debe ser total para ser verdaderamente poder. El poder es para siempre, o no es poder”.

Y ya entrando en materia, Dos espías en Caracas es la primera obra de ficción de Moisés Naím, aunque lleva más de diez libros publicados y es un reconocido periodista en su natal Venezuela. La novela nos cuenta la llegada de Hugo Chávez al poder, desde su fallido primer golpe de estado hasta el momento de su muerte, basándose en la investigación y diversas entrevistas a agentes cercanos al poder que Moisés Naím realizó por años. 

Cristina e Iván, alias Eva y Mauricio, son dos espías que tienen a su cargo las operaciones en Venezuela; ella, por parte de la CIA, y él, por parte del G2. Son enemigos en la carrera por influir en los acontecimientos políticos, económicos y sociales de aquel país, enfrentando al capitalismo contra el socialismo, pero no saben quiénes son en realidad cuando se topan (y enamoran) en las altas esferas del poder venezolano, pues de descubrir sus verdaderas identidades, ambos tendrían que ejecutar la orden de exterminar al otro. Mientras tanto, los dos disponen de sus mejores artimañas para estar cerca de Hugo Chávez, influir en sus decisiones e informar a sus respectivos gobiernos sobre los sucesos que llevan a que la mayor parte de la población del país termine hundiéndose en la miseria, mientras unos cuantos se benefician con el incremento de la corrupción y el abuso de poder. 

Quizás los encuentros entre Hugo Chávez y Fidel Castro, sus conversaciones privadas, y algunos acontecimientos no sean del todo verídicos, por algo es una novela, pero la influencia de Cuba es incuestionable, y Estados Unidos perdió la batalla en la ahora llamada República Bolivariana de Venezuela.

“…hay perturbaciones que son naturales cuando se pone en marcha un proceso como el que tenemos aquí, de cambios profundos… Han estado surgiendo temores, dudas, algunas informaciones tergiversadas, y nosotros tenemos la responsabilidad de comunicarnos con el mundo y decirle que tenga paciencia, calma, que en Venezuela estamos reconstruyendo el país en democracia y en paz”.

Una historia que nos muestra las consecuencias del populismo, el autoritarismo, la ambición y la demencia de un líder que es, insensata e ignorantemente, avalado y apoyado por la mayoría (al menos de manera inicial). La polarización que provoca Hugo Chávez entre “privilegiados” y el “pueblo”, los ricos contra los pobres, la aversión a la iniciativa privada y al libre comercio, la manipulación de las Leyes, las corruptelas, la censura  y control de los medios, el manejo de la información personal de la población, las expropiaciones, la entrega a destajo de los llamados “apoyos sociales” como becas y subsidios, el aumento del crimen organizado y la inseguridad, los grupos de choque bajo las órdenes del gobierno, las falsas promesas, los referéndums y votaciones como distractores, el nepotismo, la incapacidad e ingobernabilidad, y el enaltecimiento de la imagen presidencial como el mesías, el salvador, parecieran los elementos de un copy-paste que estamos aplicando a la realidad de nuestro país… al leerlo, sentía que estaba teniendo un deja-vú, con todo y el temor que eso conlleva. 

“Ya no hay venezolanos; hay chavistas o antichavistas, bolivarianos o escuálidos, vendepatrias o apátridas. Estos son los nombres con los cuales la mitad del país llama a la otra mitad”.

Un libro entretenido en el que, en realidad, no importa la trama de los espías, ellos son el pretexto, pero la información y recapitulación de cómo Venezuela cambió la democracia por una dictadura es lo que realmente vale la pena. La frase de Confucio de “Un pueblo que no conoce su historia, está condenado a repetirla”, no puede ser más vigente y cierta. Los invito a leerla. 

“Lo de él es más teatro que gestión de Estado”.

Autor: Moisés Naím
Editorial Penguin Random House

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s